9 consejos para dormir bien

9 consejos para dormir bien

¿Alguna vez te has preguntado por qué no descansas todo lo bien que deberías? Pues aquí os damos las claves de cómo conseguir un descanso profundo y placentero:

Mantén un horario regular.

Nuestro cuerpo es un sistema que se acostumbra a mantener los mismos ritmos y por lo tanto será capaz de anticiparse a ciertos sucesos si le acostumbramos a que sean siempre a las mismas horas. A este fenómeno se le conoce como “ritmo circadiano”.

Si, por ejemplo, nos acostamos todos los días a las 11 de la noche, nuestro cuerpo irá disminuyendo su nivel de actividad a medida que se acerque ese momento.

Procura cenar ligero.

Como, probablemente, ya sepas, no es conveniente acostarse con una digestión pesada. De alguna manera, nuestro cuerpo necesita toda su energía para profundizar en el sueño. Si utilizamos esa energía para hacer la digestión, nuestro cuerpo no podrá centrarse en descansar. Y por eso te recomendamos cenar alimentos de fácil digestión.



Cuidado con las actividades mentales antes de acostarte.

Llevarte trabajo a la cama, el ordenador… son actividades exigentes para tu mente y, si las realizas antes de acostarte, estarás impidiendo que el lóbulo frontal, que es donde reside la actividad racional, permanezca en estimulación e impida tu sueño y su profundización.

Respira, siente tu propio cuerpo.

Realiza ejercicios de relajación o simplemente respira suave y tranquilamente y presta atención a las sensaciones corporales. Relájate y consigue así salir de las ideas y pensamiento negativos antes de dormir.

Date un baño caliente.

El agua, sobretodo si es caliente, conlleva un gran efecto dilatador y relajante en nuestro organismo, lo que hace que esté en perfecta disposición para el descanso.

Evitar excitantes.

Lógicamente, conviene evitar sustancias excitantes durante el día y sobretodo en horas próximas a tu hora de acostarte. Tomar café o bebidas con cafeína, por ejemplo, va a provocar alteración en nuestro sistema nervioso y, por lo tanto, dificultar la relajación y el descanso.

Practica ejercicio físico con regularidad.

Estaremos de acuerdo en que el ejercicio físico tiene múltiples beneficios pero, en nuestro caso, destacamos la eliminación de la carga emocional a la que te has expuesto durante el día. Uno de los aspectos más destacados es que estimula la secreción de endorfinas y otras sustancias que generan una sensación de bienestar físico y emocional adecuada para el descanso.

Sin embargo, no es del todo recomendable que el ejercicio físico lo realices en horas cercanas a la noche, ya que la activación que estás generando va a tardar algunas horas en disminuirse.

Leer un libro antes de dormir.

La lectura será beneficiosa siempre y cuando no sea material de estudio o algo que requiera de comprensión y esfuerzo mental. Es recomendable que leas una novela o historias que, inconscientemente, activen la parte imaginativa de tu mente.

Acondicionamiento adecuado.

Un colchón y una almohada que se adapten a tu cuerpo y forma de dormir, ropa de cama limpia, pijamas transpirables, un dormitorio con buena ventilación… todos estos factores y más ayudarán a que dormir bien sea más fácil para ti.

Por ello en A Lolós te invitamos a que pases por nuestras tiendas y te asesoraremos del sistema de descanto que más se adapta a tus necesidades!

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Tipo de código